miércoles, 21 de enero de 2009

La respuesta del karma

Con esa papeleta tocaba lanzarse a la web en busca de algo, con paciencia y cada vez con las ideas mas claras, tanto navegar me estaba convirtiendo en un experto en buggies, lo gracioso era que solo había visto uno al natural. No tenia ni idea de mecánica pero estaba decidido que iba a fabricar o restaurar personalmente lo que fuera.
Por fin vi algo que encajaba, estaba en Canarias. Según decían solo tapizar.
De casualidad mis suegros estaban de vacaciones por allí y no
les importo verlo y mandarme unas fotos. Siete días mas tarde Antonio y Virtudes estaban embarcando el coche con destino Barcelona.


No hay comentarios: